23 puñaladas propinadas por su expareja apagaron la vida de Chelsy Villacorta

Sigridt Rodriguez | srodriguez@zonapucallpa.pe

Jonathan Dinehs Moreno Gallegos (35), sería el autor del presunto homicidio de quien en vida fue, Chelsy Smith Villacorta Chistama (26), con quien la noche anterior habría sostenido una discusión a unos metros de su vivienda y fue visto posteriormente por otros testigos con rastros de sangre en su ropa.

Según declaraciones de la hermana de la occisa ante el Ministerio Público, vio que la expareja de la víctima llegó cerca de las 8 de la noche del viernes 28 de abril, cuando Chelsy, salía de su casa con su menor hijo de 1 año, pero, al doblar la esquina (por el Polideportivo Municipal), fue abordada por Moreno Gallegos, quien vestía un short jeans, polo blanco, y cargaba una mochila color negro, tratando de querer abrazarla, siendo rechazado en reiteradas ocasiones, al ver este hecho ella se acercó a preguntar lo que sucedía.

La hermana de Chelsy, le preguntó qué es lo quería su expareja, a lo que la occisa respondió: “Jonathan, quiere hablar conmigo”, llegando a cruzar la pista hasta la esquina del Polideportivo Municipal, siendo la última vez que vio con vida a su hermana; al transcurrir las horas y al no saber de ella le hizo varias llamadas, pero ella nunca contestó.
Fue al día siguiente, al promediar las 7 de la mañana cuando recibió la llamada de una amiga que le dijo que, habían encontrado muerta a Chelsy. Al llegar al lugar pudo reconocer el cadáver de la occisa, reconociendo también la colcha color celeste de bebé que usaba su sobrino de un año.

El cadáver de Chelsy Smith Villacorta Chistama, yacía boca abajo sobre un charco de sangre con signos de haber sido apuñalada violentamente en más de una ocasión, siendo los propios vecinos quienes descubrieron el cuerpo de la occisa.

Según la constatación policial y la investigación fiscal, Chelsy, recibió aproximadamente 23 puñaladas con un arma punzocortante; en la cara, nuca, torso y espalda, por parte de su victimario, y presunto autor, Jonathan Moreno Villegas, de quien a la fecha no se sabe su paradero, y además tiene en custodia a su hijo, con quien se habría quedado tras asesinar a la madre del pequeño.

La víctima, había denunciado al padre de su hijo por alimentos, por agresiones físicas y psicológicas e incluso por amenazas de muerte porque se negaba a regresar con él, según consta en actas policiales. La última denuncia que realizó la occisa, fue el 29 de marzo; y es por esta denuncia que, -según declaraciones de la madre de Chelsy, ante el Ministerio Público- el sujeto habría estado furioso pues había llamado a amenazarla con matarla.

“señala sospechar como único responsable de la muerte de su hija, a su ex pareja, con quien desde el mes de julio del 2022 ya no seguían juntos, ya que su hija ya no quería estar más con él porque la maltrataba física y psicológicamente; y porque siempre amenazaba a su hija con matarla (…) día domingo 23 de abril del 2023, como a las 5:00pm su hija le comento que su expareja Jhonathan Dinehs, la llamo diciendo que la va a matar por la disputa de un terreno que está ubicado en Grimaneza, y que también se encontraría muy enojado porque lo había denunciado por alimentos y que ya iba a salir su orden de captura”, consta en el documento fiscal.

Al momento se desconoce el paradero Jonathan Dinehs Moreno Gallegos, para quien el Ministerio Público, solicitó detención preliminar y evaluaría pedir entre 35 años de cárcel efectiva y cadena perpetua por el delito de Feminicidio. El caso se encuentra actualmente de la Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Coronel Portillo y la División de Investigación Criminal (Divincri).