Purús se queda sin vaso de leche porque alimentos “se mantienen estancados” desde junio en almacén de Pucallpa

Los insumos correspondientes al mes de junio y julio del 2023 que debieron ser enviados a la provincia de Purús, se encuentran en un almacén del proveedor ubicado en Pucallpa, afectando a más de 400 niños quienes debieron recibir el programa social lo cual vulnera un derecho fundamental como lo es el de la alimentación.

Según el Informe de Hito de Control N° 023-2023-OCI/2685-SCC, realizado por la Contraloría General de la República, la leche evaporada en lata, avena y quinua, entre otros, fueron entregados por el proveedor el 28 de junio y 28 de julio respectivamente para que la entidad pueda trasladarlos hacia la provincia de Purús. Hecho que fue constatado por la comisión de control en una visita de supervisión realizada el 31 de julio de 2023, sin embargo, hasta la fecha los productos siguen en el almacén del contratista.

La provincia de Purús, además de sufrir por altas de precios y carencia de alimentos, así como la carencia en educación, actualmente se encuentra en desabastecimiento de productos del Programa Vaso de Leche desde el mes de junio de 2023, lo que afectaría la salud de la población beneficiaria y contraviene la función misional de dicho programa. Asimismo, según el cronograma de entregas, el 28 de agosto de 2023 se repartiría el noveno lote que tampoco podría ser trasladado hacia Purús y se sumaría a los dos anteriores.

La ley N° 27470 que establece normas complementarias para la ejecución del Programa de Vaso de Leche y modificatorias, indica en su artículo Nº2 que “las municipalidades como responsables de la ejecución del Programa de Vaso de Leche, en coordinación con la Organización del Vaso de Leche, organizan programas y coordinan y ejecutan la implementación de dicho programa en sus fases de selección de beneficiarios, programación, distribución, supervisión y evaluación”.

La misma norma detalla en su artículo Nº4 que “el Programa del Vaso de Leche deberá cumplir con el requisito que exige un abastecimiento obligatorio los siete días de la semana a los niños”.